sábado, 28 de septiembre de 2013

Reseña: Garoé, de Alberto Vázquez-Figueroa


Título: Garoé
Autor: Alberto Vázquez-Figueroa
Editorial: Martínez Roca
Nº de Páginas: 304

Precio: 7,95 €
ISBN: 9788427036260

Ambientada en la Isla de El Hierro, la más pequeña y occidental de las Islas Canarias, Alberto Vázquez-Figueroa nos presenta una historia de amor, muertes, conquista, tráfico de esclavos, una tragedia, un elemento misterioso por cuya posesión los hombres enloquecen, un ancestral secreto que durante siglos permitió al pueblo bimbache superar todas las adversidades... La obra contiene todos los elementos propios de Figueroa: poder, riqueza, mucha intriga e incluso magia, que prometen mantenernos, como siempre, pegados al libro hasta terminarlo.



La novela se ambienta en el símbolo histórico de la Isla de El Hierro, El Garoé o Árbol Santo, y en la leyenda de amor entre una bimbache, Agarfa (Garza en la novela) y un soldado andaluz, el general Gonzalo Baeza, un firme defensor de los derechos de los nativos.

Gonzalo Baeza recibe de manos de su viejo amigo monseñor Alejandro Cazorla una misiva real en la que se le ofrece un importante cargo como gobernador de la isla de El Hierro. La intención de la Corona es acabar con la esclavitud y restablecer la justicia en el archipiélago, pero Baeza, inexplicablemente, rechaza el ofrecimiento, cuyos motivos se remontan a años atrás y porque regresar a la isla significaría retornar a un lugar y un pasado que Baeza lleva años intentando olvidar.


Siendo un joven teniente lleno de vida y entusiasmo, nombraron a Baeza segundo en el mando de un destacamento cuyo objetivo era instalar un enclave que garantizase la soberanía española sobre la isla. En dicha misión nada resultó fácil, Baeza perdió a varios de sus hombres durante una misión de exploración en la isla y el comportamiento de su superior, el capitán Castaños, resultó extraño desde el principio. Muy pronto, Baeza comenzó a sospechar de él. No obstante, durante dicha expedición Baeza también encontró el amor en una hermosa joven de nombre Garza, quien le ayudó a conocer un secreto largamente guardado por los isleños y cuyo conocimiento estaba vedado a todo aquel que no fuese natural de la isla: una sustancia increíblemente valiosa por la que muchos hombres, incluido el capitán Castaños, perderán la cabeza.

Con esta novela, el autor consiguió el Premio de Novela Histórica Alfonso X el Sabio 2010. Curiosamente, la novela se publicó, por pura casualidad, cuando la isla celebraba el IV centenario (1610-2010) del derrumbe del mítico til que manaba agua. Hoy existe una réplica visitable en el mismo lugar en el que se emplazaba el primitivo.


Más información sobre el Árbol Santo: El Árbol Garoé.

Nota: 4 / 5

2 comentarios:

Damek dijo...

Me llama la atención el argumento de este libro. La historia de un pueblo nativo que guarda un gran secreto, y que es desvelado a un forastero que tras pasar por momentos difíciles se enamora de una de las nativas y que, finalmente apoya y hace lo posible por defender y proteger dicho secreto o lugar valoso, ha sido comunmente usado a lo largo de la historia tanto en el cine como en la literatura. Me recuerda mucho, por poner un ejemplo, a Pocahontas, la película de Avatar, o el cómic de Pantera Negra, por poner algunos ejemplos basados en este argumento. Va orientado por ahí el argumento Duende del Sur, o no tiene tantas similitudes como aparenta?

Francisco Javier Martín dijo...

Bueno, tiene similitudes con ellas en cuanto que se trata de una historia de amor que surge en una época bastante convulsa. A diferencia de ellas, mayoritariamente de ciencia ficción, esta historia recoge una de las más bellas leyendas canarias y que, de hecho, realmente ocurrió a finales del siglo XV, salvo que con distintos nombres de los personajes. Si hubiera que establecer algún tipo de paralelismo con alguna de las historias que citas, sería, salvando siempre las distancias, con la de Pocahontas.