lunes, 9 de junio de 2014

Reseña: A orillas del río Piedra me senté y lloré, de Paulo Coelho

Título: A orillas del río Piedra me senté y lloré
Autor: Paulo Coelho
Editorial: Debolsillo
Nº Páginas: 224
Precio: 17,50 €
ISBN: 9788408070641



Tras once años, una mujer se reencuentra con su amado. La última vez que se vieron eran todavía adolescentes. Hoy, la vida les ha llevado por caminos muy distintos: ella vive en Zaragoza, prepara oposiciones y ha aprendido a dominar sus sentimientos. Él ha viajado por todo el mundo, posee el don de la curación y ha encontrado en la religión un refugio para huir de sus conflictos interiores. Pero en el reencuentro, a ambos les unirá un único deseo: el de cumplir sus sueños. A orillas del río Piedra me senté y lloré es una novela sobre el amor y la esencia de la vida, porque las historias de amor encierran en sí todos los secretos del mundo.

Sobre el autor:

Nació en el seno de una familia burguesa católica, iniciando sus estudios en un colegio Jesuita. Comenzó estudios de derecho para abandonarlos más tarde. Rebelde e inconformista, se unió al movimiento hippie viajando en 1970 por Centro América, Europa y África. A su regreso, en 1972, se inició en múltiples tareas como el periodismo, composición de letras para canciones, realización de guiones para televisión y dirección escénica. Como consecuencia de hacer el Camino de Santiago, publicó su primera novela, que lo tiene como tema, dedicándose de pleno a la labor de escribir.

Su estilo es sencillo, cargado de espiritualidad y narrando vivencias propias. Precisamente sobre su estilo, ha recibido feroces críticas por su escasa calidad gramatical, a lo que sin embargo él llama “lenguaje nuevo”. Sus lanzamientos editoriales se cuentan como éxitos de ventas en todo el mundo, ya que su obra se ha traducido a numerosos idiomas. Ha obtenido numerosos premios y es miembro de la Academia Brasileña de las Letras.

Argumento:


“A orillas del río Piedra me senté y lloré” es la historia de Pilar y un amigo de su infancia, que es ahora seminarista, con el cual se reencuentra y vuelve a nacer el amor, solo que ahora se expresa de una forma distinta. Ellos inician un viaje desde España y se dirigen al Santuario de Lourdes. Deben tomar una gran decisión y ésta es la de seguir un camino en común.

Pilar, ahogada en la desesperación, comienza a relatarnos su historia a orillas del río. Estos dos jóvenes se conocían desde niños, siendo muy amigos, pero el destino los había separado. Él se va de la ciudad porque quería recorrer el mundo y ella, tiempo después, debe irse para continuar sus estudios superiores.

Río Piedra (Zaragoza, España).
Ellos seguían manteniendo contacto por carta, hasta que un día, Pilar, recibió una que le sorprendió mucho. Su amigo la invitaba a una conferencia en Madrid esperando que ella asistiera. Estaba muy confundida, ya que no creía que su amigo de la infancia estuviera dando charlas y asistiera a un seminario.

Cuando se ven, afloran sus sentimientos escondidos,  los mismos que no querían reconocer en un principio. Es entonces cuando inician un largo viaje en el que les cambia la vida. Él poseía el don de curar, pero estaba enamorado de su amiga y empieza a dudar con respecto al camino que había elegido. Pilar tiene miedo de afrontar sus sentimientos, ya que no quería sufrir.

Antes de que él tomara una decisión, ella huye atemorizada de la respuesta que no quería oír. Casi muere congelada, pero una monja la ayuda a recuperarse y le aconseja que se desahogue escribiendo su historia en un papel y que lo arroje cuando termine a las aguas del río, porque decían que lo que caía ahí se convertía en piedra. Cuando estaba realizando esta acción, llega su amado y deciden seguir un camino en común...

Impresiones: 

La verdad es que esperaba mucho más de este libro y de su autor, quien en mi opinión está sobrevalorado. "A orillas del río Piedra me senté y lloré" es un libro de lectura rápida, pues posee poco más de doscientas páginas. La historia es bastante tediosa, con un contenido excesivamente religioso, con algún que otro error geográfico y enfocado principalmente a adolescentes. Tiene alguna parte más interesante cuando la historia transcurre en tierras francesas pero, en general, es un libro muy aburrido que deja en evidencia la pobreza literaria de Paulo Coelho.

Sobre los personajes resalto dos particularidades: el chico es anónimo (lo que le da un cierto halo de misterio) y de Pilar, destaco su poca fortaleza para mantener una creencia (de un día para otro dejó de creer y se convenció fácilmente a lo que él decía).

En definitiva, es un libro para distraer, pero no para entretener.





Nota: 2 / 5

1 comentario:

miriam reyes dijo...

La verdad todo estaba muy bien hasta que dijiste que era un mal libro enserio, pero respeto tu opinión tal ves tu tienes otros intereses al leer un libro, la verdad ese libro me gusto mucho y fue uno de los primeros que leí pero bueno.

Felicidades, no redactas tan mal :)