sábado, 12 de octubre de 2013

Los libros digitales llegan a las bibliotecas públicas de España

Hoy me he hecho eco de esta noticia, que seguro alegrará a más de uno que, como yo, tenemos un ebook. El Ministerio de Educación ha anunciado hace un par de días en su página web que ha adquirido 200.000 licencias de libros electrónicos que estarán disponibles a partir del año que viene para todos los socios de las bibliotecas públicas. Para ello, se está desarrollando un sistema que permitirá a los usuarios acceder a estas obras a través de internet.

Este proyecto ha sido financiado por la Consejería de Cultura, la cual ha invertido más de dos millones de euros, y del que, según los cálculos, se podrán beneficiar cerca de doce millones de usuarios.

Sin duda se trata de una gran noticia y un gran paso para fomentar la lectura en una época en la que, cada vez más, los formatos electrónicos cobran gran importancia en una época dominada por las tecnologías, fomentando la cultura de una manera completamente legal.

1 comentario:

Francisco Javier Martín dijo...

Aunque me parece una gran noticia -todo lo que sea acercar el arte y la cultura a las personas merece mi respeto- tengo sobradas razones para decantarme por un libro en detrimento de la llamada lectura digital. Aunque me digas que se trata de una opción más económica que comprarse un libro, incluso de ser una alternativa mucho más ecológica, en los libros físicos encontramos ciertos aspectos que convertimos en pequeñas gotas de placer y que no encontraremos jamás, ni por asomo, en un ebook: el olor de un libro nuevo, el sonido de las paginas al pasarlas, el tacto de las mismas, el peso del mismo libro e incluso la textura del papel con la tinta impresa. Todas estas cosas nos hacen amantes de esos pequeños pedazos de papel y cartón.

Espero y deseo que cuando se hable de tecnologías, de ebooks y del continuo desarrollo de la lectura digital, no nos olvidemos de los libros físicos, para que no sigan también el anfractuoso camino que ya siguieron cassettes y vinilos.